Antes que deportistas, personas

Ahora mismo, si nos planteamos ver al menos una competición deportiva al día, lo podemos conseguir sin ningún problema. Desde la final del Open de Australia hasta un partido de bádminton sub-17 entre Filipinas y Corea del Sur.

Altura
Eduardo Lázaro, primero en salto de altura.

El deporte está dando la vuelta al mundo, cada vez hay más canales que se pelean por dar los partidos de la Copa del Rey, y los informativos ya dedican más de cinco minutos a hablar del tema. Pero quizá la razón más lógica por la que esto está pasando es porque cada vez somos más los que nos sentamos delante de la tele a ver cualquier cosa que estén echando y esté relacionada con deporte.

Por ejemplo, doy fe de haber visto casi todos los partidos de hockey hierba en los Juegos Olímpicos de Londres y ni si quiera sé cuáles son las reglas.

Pero supongo que con todo punto positivo viene también otro negativo. El mundo está empezando a ver a los deportistas como personas de otra galaxia capaces de hacer todo. Parece que nos dedicamos a deshumanizarlos, a exigirles cada vez más y a ignorar que al igual que cualquier otra persona, sufren tanto física como mentalmente.

Somos nosotros con nuestra excesiva presión los que creemos que es fácil que una plantilla entera se adapte a un entrenador en el primer entrenamiento, o que un jugador de tenis que siempre ha sido el número uno lo siga siendo a pesar de los contrincantes. Creemos que para ganar una final de 100 metros Usain Bolt lo único que tiene que hacer es coordinar derecha e izquierda y avanzar.

Nos dedicamos a criticar sus fallos, a ponerle pegas a todo, a recordarles todas esas veces que no han ganado, que no han corrido lo suficiente, que no metieron aquel penalti que nos iba a meter en cuartos.

Andy Murray, uno de los deportistas más presionados
Andy Murray, ganó Wimbledon cuando todos ya comentaban que jamás lo haría.

Lo peor es que esto lo estamos trasladando al deporte base. Este comportamiento que tenemos con los deportistas profesionales lo estamos empezando a tener cada vez más con los niños. Los padres con sus hijos, los entrenadores con sus jugadores.

El otro día estuve viendo un programa que supuestamente criticaba el tráfico de futbolistas  y de repente, el director de fútbol base de un conocido equipo de fútbol soltaba esta perla “no se les trata como mercancía, pero a veces los padres sí subastan a sus futbolistas”.

¿En qué momento los padres han pasado de tener hijos para tener deportistas?


 

Hay tres puntos esenciales que pueden hacer que un entrenador sea mejor entrenador y que no tienen nada que ver con la técnica o con la trayectoria.

El refuerzo positivo

Un “muy bien”, un aplauso o un “sigue así”, son una de las herramientas más potentes de las que disponemos en una situación educativa y que muchas veces pasan desapercibidas.

atleta-entrenador1Los niños son personas en desarrollo con una alta deseabilidad social, necesitan saber que hacen las cosas bien, que están mejorando y que esa figura a la que ellos admiran como es la del entrenador, está contenta con ellos.

Por eso, tenemos que tener claro que destacar los fallos constantemente, aunque sepamos que los hay y que es lo que hay que mejorar, es completamente contraproducente porque vamos a conseguir que el niño piense que todo lo hace mal. Es esencial destacar las cosas buenas para que la confianza y la autoestima del jugador no se debiliten.

Todo lo que se refuerza, se repite.

Efecto Pigmalión y efecto Galatea

Las expectativas de los demás (Pigmalión) y las nuestras propias (Galatea) condicionan nuestro rendimiento.

Como entrenadores, tenemos que saber que aquellas actitudes que proyectas sobre un jugador se van a terminar cumpliendo. Si nosotros confiamos en que nuestra plantilla es capaz de hacer algo, va a ser capaz de hacerlo.

Así  mismo tenemos que asegurarnos de que las expectativas que tienen los jugadores sobre sí mismos también son realistas y positivas.

Quizá se podría ilustrar con la típica frase de película “si puedes soñarlo, puedes hacerlo”.

Zona de desarrollo próximo

“Pedirle a cada jugador algo más de lo que puede dar”

Dentro de las capacidades de una persona, nos encontramos el nivel evolutivo real, que corresponde a lo que la persona puede hacer por sí misma y un paso más allá, con la zona de desarrollo próximo, es decir, aquello que puede hacer con ayuda.

Siguiendo esta línea, para que un entrenamiento tenga productividad en mayor medida, tenemos que considerar la zona de desarrollo próximo de cada uno de nuestros jugadores, siendo conscientes que no todos ellos tienen las mismas características, actitudes y aptitudes. Tenemos que saber cuales son los puntos que puede alcanzar si cada vez le ayudamos y le pedimos un poco más.

entrenadores-2012


 

Lo único que necesita un niño de sus padres es apoyo, saber que están ahí para él. 

No hace falta que le grites desde la grada cuál es el pase que tendría que haber dado o que le apuntes a mil y un campus de fútbol porque consideras que tiene que mejorar su técnica.

El problema es que muchas veces los padres piensan que tienen un Cristiano Ronaldo que se merece ganar el balón de oro mañana mismo y empiezan a comportarse como entrenadores, creyendo que tienen la batuta que dirige al equipo y poniendo al niño en una posición en la que no saben a quién hacerle caso.

Un padre tiene que ir a los partidos como padre y apoyar como padre.


 

Entre todos podemos hacer que los niños sigan siendo niños y se diviertan como niños mientras disfrutan del deporte. 

natacion vegas
Eduardo Lázaro, profesor de natación (entre muchas cosas)

Gracias papá, por haber sido el mejor padre, el mejor profesor y el mejor entrenador en todos los momentos de mi vida. 

No he dejado de aprender de ti. 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s