Un mago en el arte de trascender

No le conocí. No vi el verde de la hierba pegado en los tacos de sus botas cuando era jugador, ni escuché cómo sonaba el lápiz contra su libreta cuando era entrenador. Y aún así, cuando me preguntaron, hace poco, si sabía lo que era el fútbol de posición, hablé de él.

Johan es como las constantes matemáticas que no puedes explicar muy bien, pero están detrás de todo teorema. Y por más sistemas de ecuaciones que utilices, siempre lo tienes que nombrar.

Insolente, delgaducho, Cruyff fue mucho Cruyff vestido de corto, quizá porque se atrevía a tratar al fútbol de igual a igual, lo dominaba, lo sorprendía, lo ideaba. Pero Cruyff fue todavía más Cruyff siendo el líder del vestuario.

Puede que el fútbol se lo diera todo, pero sin duda, él se lo dio todo al fútbol.

JC_Home12-926x440

Y es que hablar del Dream Team, del Pep Team, del Barça de Rijkaard, del tiki taka de la Selección Española, del 3-4-3, del fútbol de los bajitos… casi se queda en pura anécdota cuando hablamos de la filosofía que nos dejó el flaco.

Parece que defendía la importancia del momento. Un carpe diem futbolístico de objetivos claros y pasos contundentes. No se trataba de correr tanto sino de saber cuál era el lugar en el que te tenías que colocar. Para él, era más importante moverte de una determinada manera que sudar la camiseta, contrario a lo que muchos pensaban o siguen pensando.

“El juego sencillo es el más precioso. ¿Cuántas veces ves un pase de 40 metros cuando 20 son suficientes? La solución que parece más fácil es de hecho la más difícil”

Enseñaba a sus jugadores a pensar y a decidir. Jugando con un concepto de decisión ligado a la complejidad de lo sencillo o a la sencillez de lo complejo.

Muchas veces damos mil vueltas para encontrar la solución porque nos aferramos a que cuando algo es evidente es porque no es lo correcto, pero en realidad, la clave está en ir por el camino fácil.

Cruyff jugaba con la percepción, hacía lógico el razonamiento más complicado y le ponía luz a las soluciones que los demás no veían.

Aquel chico holandés fue el padre de la possessió de la que tanto hablaba Guardiola. Al fin y al cabo, al fútbol se juega con un balón y es a esta característica tan esencial a la que se sumaban sus equipos. Mientras tú tengas el esférico, el rival no lo tiene.

guardiola-siempre-caminara-por-la-senda-que-le-marco-el-maestro-cruyff
Guardiola, la continuación del legado de Cruyff

Cuando era una niña y lo único que me importaba del fútbol era saber contestar “del Barça” si me preguntaban en el colegio de qué equipo era, ya sabía quién era Cruyff. Y un poco más tarde, cuando admiraba a Puyol por encima de todas las cosas, ya sabía todo lo que había hecho.

No le conocí, pero mi padre que sabía observar y no sólo mirar el deporte, hablaba mucho de él. Y mi madre, que tiene que aguantar que le hable de estos temas cuando a ella le importan otros, también tiene algo que decir sobre él.

Un día Johan Cruyff dijo “En cierto modo soy probablemente inmortal” y qué razón tenía.

cruyff_mestalla

Gràcies Johan, porque creo que por ti soy del fútbol.  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s