Y luego buscaremos al nuevo Curry

“Bienvenidos al vuelo número 23, les habla el capitán Michael JordanLa duración del vuelo es de 82 partidos de temporada regular” narraba Andrés Montes cada vez que empezaba un “curso baloncestístico” si estaba “Aerolíneas Jordan”. Y hoy me ha dado por pensar cómo habría llamado a Stephen Curry si hubiera tenido la oportunidad.NBA: Golden State Warriors at Phoenix Suns

‘Steph’ es la clase de jugador que me hace afirmar que aunque no lo supiera, de pequeña cuando botaba aquel spalding, soñaba con ser todo lo que es él. Y es que tenemos la constante manía de generar juicios mediante la comparación social. Cogemos la información que teníamos guardada y por arte de magia la rescatamos para crear impresiones nuevas. Nos ponemos listones a los que llegar, techos que romper y espejos en los que mirarse. Cómo si las cosas que podemos alcanzar no fueran suficientemente buenas si no superamos un record, un tiempo o a un rival.

Hace relativamente poco leí “No es el nuevo Jordan, es el primer Curry” y nunca ha habido un titular que me haya gustado más.

Hablan de su espectacular promedio de puntos por partido, de cómo arma los triples en cuestión de segundos para luego hacerlos inolvidables. Obama lo incluye en las campañas de la Casa Blanca e incluso su hija de tres años se convierte en un fenómeno de las ruedas de prensa.

Todos quieren queremos ser Stephen Curry. Pero para muchos no es tanto admiración sino envidia.


Para decidir sobre algo o para formar juicios de valor necesitamos información, pero muchas veces o  no tenemos toda la información que nos haría falta o la utilizamos mal (y esto lo dijo Daniel Kahneman que luego ganó un premio Nobel así que será verdad) y cuándo pasa esto, recurrimos a la vía fácil e intuitiva y acabamos cometiendo una serie de errores que se llaman sesgos.

He leído las cosas que dicen de Stephen Curry y me es inevitable pensar que están todos sesgados.

El efecto Halo, por ejemplo, nos habla de cómo las impresiones que tenemos de los demás influyen en lo que esperamos de ellos o cómo inferimos que una persona va a ser de tal forma simplemente por la primera imagen que nos ha dado. Y la verdad es que la mayoría de las veces no sabemos lo suficiente de ellos como para elaborar esos razonamientos.

Antes de ser seleccionado en el draft de 2009, lo que se decía de Curry era que tendría un éxito limitado en la NBA porque su explosividad y condición física estaban por debajo de la media. Los expertos le criticaban por no ser un prodigio desde siempre como Magic Johnson, Kobe Bryant, Michael Jordan, Shaquille O’Neal  o Kevin Durant de los que ya se sabía que lo más normal era que triunfaran en el parqué.
Pero lo más ridículo aún viene por parte de sus compañeros o más bien rivales, que no son capaces de respetar sus logros y le critican por las diferencias que comparte con ellos, como tener la piel más clara, haberse formado de forma diferente, o venir de una familia sin problemas económicos o sociales. Y todo porque Curry no es el típico jugador de la NBA con los brazos tatuados y las cadenas de oro al cuello que escucha canciones de los raperos del Bronx de Nueva York.

Stephen Curry, James Harden
Muchos jugadores creían (él incluido) que James Harden debería haber ganado el MVP la temporada pasada

¿A caso esto no es dejarnos llevar por lo que vemos a simple vista? Es como cuando atribuimos a Cristiano Ronaldo todos los rasgos negativos que creemos que tiene simplemente porque es soberbio, arrogante y se quiere mucho a sí mismo. Pero no tiene por qué ser un mal jugador, o peor, una mala persona.

El “sabía todo lo que iba a ocurrir” es también muy recurrido en nuestra vida. El sesgo de la retrospección es la sensación que tenemos las personas de olvidarnos de todo lo que pensábamos antes una vez que cambiamos de idea. Vamos, que si ahora pensamos o sentimos una cosa, lo percibimos como tan lógico, cierto y real que se nos olvida si hemos pensado lo contrario en el pasado. Es como decir “nunca antes había estado tan triste como ahora”, pero la verdad es que simplemente no te acuerdas.

Lo peor que tiene la retrospección es que está muy relacionada con el sesgo del resultado, creemos que si una persona se equivoca, es su culpa completamente y nos parece increíble cómo puede haber llegado a fallar, pero si acierta, vemos obvio el camino que ha seguido para llegar ahí.r48874_5_1296x729_16-9

Sí, esto también ha pasado con Stephen Curry. Ahora parece que todos los ex jugadores de la NBA creen que su equipo de entonces podría haber ganado a los Golden State Warriors de ahora. Les quitan el mérito escudándose en que el baloncesto de ahora es mucho menos físico que el de antes y que Stephen Curry no habría tenido ni un minuto de gloria al enfrentarse a los enormes armarios-jugadores de entonces. Otros dicen que si anota tantos triples es simplemente porque los rivales de ahora no plantean una defensa tan agresiva como se debería de hacer en el “baloncesto de verdad”.

No hacen más que desprestigiar las victorias consecutivas de un equipo que no ganaba un campeonato desde hace décadas, viendo obvias las razones por las que están arriba.

Es como decir que si Marc Márquez ganó el Mundial de MotoGP de 2013 fue solo porque todos los demás o estaban lesionados o lo hicieron muy mal y que él no tuvo nada que ver.

El problema de los sesgos es que creo que tendríamos que ser demasiado racionales como para no cometerlos, olvidarnos de la impulsividad y de las primeras impresiones, de lo primero que se nos viene a la cabeza y ser fríos, como esas veces que elaboras una lista de pros y contras para decidir algo.

Los sesgos están en todos lados, hasta en el deporte.

Esta es mi forma de verlo, aunque claro, teniendo en cuenta mi positivo punto de vista sobre Stephen Curry, igual he estado demasiado sesgada a la hora de hablar del tema.

GettyImages-5127756861-1024x635
Steph, después de haber anotado su ya histórico triple sobre la bocina.

Lo que Mark Jackson opina de Stephen Curry: http://www.revistagq.com/actualidad/trending-topic/articulos/carta-abierta-mark-jackson-golden-state-warriors-stephen-curry/23093

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s