El poder de la visualización

Aunque a veces nos parece que la vida no avanza al ritmo que debería, sobre todo por la intoxicación de coches voladores que sufrimos en los 90, si que estamos dando pasos que se asemejan a la ciencia ficción. Y me parece que las gafas de realidad virtual son una muestra de ello.

Más allá de ser complemento para la PlayStation y entre otras muchas aplicaciones, los psicólogos están empezando a utilizarlas para tratar miedos y fobias. Supone una forma fácil de adentrarse en el proceso de exposición gradual sobre todo en esos casos en los que la imaginación no es viable, por ejemplo porque hay personas que en situación de pánico no están en condiciones de recordar todos los detalles para utilizarlos después en una sesión de desensibilización sistemática con su psicólogo.

En el deporte se empieza a hablar del uso de la realidad virtual para trabajar el físico de una manera “más realista”, es decir que mientras estás haciendo spinning en el gimnasio, gracias a la realidad virtual crees que estás subiendo uno de los puertos de La Vuelta; también para recuperarse de lesiones o para familiarizarse con situaciones que requieren la adquisición de automatismos, pero en estos casos a veces se nos olvida que traemos una máquina de realidad virtual de serie y que puede ser muy útil si se entrena: nuestro cerebro y su capacidad de visualización.

maxresdefault.jpg
Lewandowski en el spot de Nike Football Pro Genius sobre visualización

Hablar de visualización es mucho más que imaginar que levantamos la Copa del Mundo, no se trata solamente de vernos jugando el partido de nuestra vida sino de sentir que lo hacemos.  Si es verdad que toda visualización conlleva imaginar ciertos escenarios, pero en realidad lo que hacemos es utilizar la información almacenada en nuestra memoria para recrear determinadas situaciones. Por ejemplo, vemos el color de nuestras botas, de la camiseta del contrario, sentimos el aire frío, olemos el césped, notamos el sudor de nuestra frente…

Decía Pat Riley (célebre entrenador y jugador de la NBA) que “todo lo que somos capaces de soñar, somos capaces de conseguirlo; en realidad, somos capaces de conseguirlo porque somos capaces de soñarlo”.

Y en esa segunda parte de la frase está la clave. La visualización puede ser tan potente que podemos convencer a las áreas funcionales de nuestro cerebro de que somos capaces de hacer algo incluso antes de intentarlo físicamente. Es decir, si una gimnasta realiza un entrenamiento mental basado en visualizarse realizando ciertas piruetas sobre la barra, hace que su cerebro llegue a automatizar los movimientos, recordándolos para cuando los lleve a cabo en el entrenamiento.

Está claro que la visualización puede servirnos para mentalizarnos en la consecución de determinadas metas, si no vemos un objetivo viable es lógico que nunca lo vamos a conseguir y es a eso a lo que se refería Pat. Y que también, podemos entrenar ciertos movimientos o jugadas sin tener que pensar en gestionar la fatiga física, en situaciones en las que el mal tiempo hace que no podamos entrenar como quisiéramos o en las que quizá no tenemos los recursos para hacerlo como puede ser un esquiador fuera de temporada de nieve.

3941548.jpg
Lucas Eguibar, uno de los mejores boarders del mundo, solía visualizar las bajadas, incluso a veces con las botas y la tabla puestas.

Podemos visualizar para familiarizarnos con el terreno de juego, con la pista de atletismo o el circuito de Fórmula 1, de hecho muchos pilotos entrenan así. Héctor Barberá, piloto de MotoGP, utiliza la visualización como parte de su entrenamiento, incorporando elementos como pueden ser el sonido y el equilibrio para sentirlo de manera más realista y automatizar las peculiaridades de cada Gran Premio (las curvas de derechas o izquierdas, los momentos de frenada, las rectas…).

Otro uso de la visualización  se centra de lleno en las lesiones. Está demostrado que este tipo de entrenamiento mental puede llevarnos a recuperarnos más pronto, pero sobretodo la visualización es muy útil en deportistas lesionados para ir entrenando y avanzando trabajo. Es un modo de ir practicando y además, se trata de una estrategia para cuidar el estado anímico del deportista que ve que hay algo que puede ir haciendo mientras se recupera físicamente.

La visualización puede utilizarse antes de una competición e incluso durante ella. Es una estrategia muy demandada dentro del golf y que utilizan muchos golfistas justo antes de golpear la bola, viendo la manera de golpear y la trayectoria que puede seguir dependiendo de la intensidad. Aunque también vemos la visualización como rutina en el caso de jugadores de baloncesto antes de tirar un tiro libre, con los ojos cerrados en la línea de 4,60m y realizando sin balón, los movimientos de muñeca y de flexión de piernas que van a realizar segundos después.

Pero el poder de la mente no se queda aquí y es este último aspecto quizá el que personalmente elijo como favorito. Gracias a la visualización podemos vivir situaciones características de nuestro deporte, modificándolas a nuestro antojo dependiendo del aspecto que queramos entrenar. Algo verdaderamente útil porque nuestro cerebro no es capaz de distinguir si la información que creamos es real o imaginada y por tanto, se puede acostumbrar a situaciones que aún no han ocurrido.

Por ejemplo como taekwondista puedo visualizar un combate contra un rival más lento o más rápido, agregarle características como que se descubra mucho la cabeza y visualizar qué movimientos haría yo en ese determinado caso, así en el momento en el que me toque un rival con ese perfil, mi cerebro ya sabe lo que tiene que hacer.

carolina_650_083114092229
Parte del entrenamiento mental de Carolina Marin, se centra en la visualización

Puede ser muy útil para trabajar el control de pensamiento en nuestros deportistas o la tolerancia a la frustración, haciendo que visualicen la última posesión de un partido de baloncesto en el que vas perdiendo por un punto o una remontada histórica en el añadido de un partido de fútbol. Pueden visualizar diferentes jugadas introduciendo diferentes casos según el comportamiento del rival, quizá un portero puede visualizar diferentes penaltis dependiendo de quién sea el jugador que los tire o un jugador puede practicar mediante la visualización cómo sobreponerse ante un error.

Y muchos más escenarios y posibilidades que me quedan por nombrar.

El entrenamiento mental se parece mucho al as de la baraja, es más importante de lo que parece y quizá es un poco como ese peón del tablero de ajedrez que si se trabaja mucho puede acabar convirtiéndose en reina. Visualizar no es fácil, requiere saber imaginar y un estado de relajación y concentración profundos, pero una vez que se aprende, es una de las estrategias más potentes que aporta la psicología al deporte.

Las gafas de realidad virtual son un avance muy importante, pero que no se nos olvide que hay casos en los que esa realidad virtual la podemos generar nosotros solos; sobre todo en deporte porque todavía no puede salir un jugador de fútbol a hacer su rutina pre-penalti con unas gafas de Google puestas.


ENLACES DE INTERÉS: 

 

Anuncios

4 comentarios en “El poder de la visualización

  1. Como han dicho anteriormente es una entrada muy interesante.
    Me gustaría felicitarte por tu buena actuación en los Premios 20Blogs. Yo no me puedo quejar también estoy en el TOP-10 en Solidario.
    ¡Suerte y feliz finde!

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s