La deportividad no ha muerto

Nico Almagro lo estaba haciendo bastante bien hasta que Roma le trajo de repente una lesión de menisco (supongo que así son, te vienen sin verlas) y aún así siguió dispuesto a cumplir los objetivos que se había marcado y pasar rondas de Roland Garros con la rodilla infiltrada. Pero las lesiones son caprichosas y a pesar de plantarle cara al jugador que tenía en frente, no pudo con el dolor que le perseguía desde atrás.

Tendido sobre tierra batida, con el pecho subiendo y bajando más rápido que el bota-pega del tie break definitivo y las lágrimas de rabia del niño al que la suerte le aparta de un sueño. Las imágenes del llanto de Nico son de esas que no se olvidan, porque seamos realistas, uno de los momentos más difíciles para un deportista llega cuando el cuerpo te pide parar y la cabeza no está preparada para hacerlo.

Al otro lado de la red, Juan Martín Del Potro. Abanderado por la empatía de quien ha sufrido, vivido y sido perseguido por las lesiones, cruzó la pista más rápido que la bola de set y no dudó en agacharse a consolar a su rival compañero.

Después de ver las imágenes que están dando la vuelta al mundo, anhelo que Delpo no ganase la medalla de Oro en los Juegos de Rio (lo siento Murray), porque si hay algo que representa el espíritu olímpico es esa deportividad. Justo cuando creía que la esencia de Long ayudando a Jesse Owens estaba cayendo en el olvido, aparece un atisbo de esperanza en el deporte.

Es el momento del que todos hablan, y escriben párrafos con el mismo aire de heroicidad de los míos. Veneramos la deportividad de Del Potro, admiramos su empatía pidiendo más para nuestros deportes. Nos gusta ver al primer clasificado compartiendo con sus rivales la parte alta del podio de la misma forma que nos dolieron los abucheos a los deportistas no brasileños en Río.

Y sin embargo, parece que nos guiamos por una doble moral. Promovemos todo lo contrario cada vez que competimos. Vivimos en una sociedad en la que no puedes ser de un equipo y sin embargo celebrar también las victorias del contrario. Nos estamos yendo a pique de la misma forma que Mourinho le metió el dedo en el ojo a Tito Vilanova.

Hoy en día en un campo de fútbol hay más faltas de respeto que respeto en las faltas.

Si tenemos claros cuales son los valores que nos gustan, ¿por qué somos tan hipócritas?

Por qué cada final de temporada vemos a padres echándoles en cara de malas formas al entrenador que su hijo haya jugado menos minutos que el resto. Por qué vemos a dos niños que se pasan de vueltas en la competitividad de un entrenamiento o tenemos que ver en cada telediario enfrentamientos en las gradas.

¿Por qué hay deportistas que no saben ganar y otros que no se dan cuenta de que también pueden perder?

A veces los valores del deporte brillan por su ausencia y me da pena porque cuando yo era pequeña no hacían falta las charlas de comportamiento a padres de un equipo prebenjamín y sin embargo ahora parece que si no lo hacemos, se va a librar la tercera guerra mundial en las dimensiones de un campo de fútbol siete.

Está de nuestra mano mirar por el rendimiento y no por el resultado (aunque a todos nos gusta ganar). Y dejar de educar a nuestros futuros deportistas en la competitividad y la rivalidad. Está de nuestra mano transmitir los valores correctos, que las gradas de los partidos sigan siendo un sitio para la diversión, que los niños no se sientan la presión de la victoria ni la culpabilidad de la derrota y que simplemente se formen en el deporte.

Cuidemos el deporte que nos puede transmitir tantas cosas buenas.

 Seamos todos olimpismo y no solo Juan Martín Del Potro.

*Imagen destacada vía twitter.com (@delpotrojuan)


 

Sígueme en: 

  • Twitter: @23paulazaro
  • Instagram: @laperspectivalazaro / @23paulazaro
  • Facebook: “La Perspectiva Lázaro: Psicología y Deporte”
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s